viernes, 2 de febrero de 2018

Alpargata Trail 2018: Dura, bonita pero cada vez mas comercial


Empezamos el año deportivo y... ¿ para que vamos a empezar con algo suave? ¡ A la Alpargata!. Carrera con 4 ediciones a su espalda organizada por MORETHANBIKING y que recorre zonas míticas para corredores de la sierra Cordobesa. 


4 a8miles repartidos fifty-fifty entre las 2 modalidades 50 y 25 kilómetros. Los valientes que se enfrentaron al desafío de la larga fueron, como no, Rafa Garcia, nuestro ultracorredor por excelencia y el Neymar de los fichajes comarcales, Antonio Narganez, finisher de la 101 de ronda entre otras pruebas y gran corredor. Menudos 2 se han juntado.

Unos "copasos" antes de ponernos a sudar, el secreto de estos dos bichos
Por otra parte, en la de 25 kilómetros participarían Miguel Suescun, nuestra promesa que venia cautelosa por unas molestias en una de sus rodillas y Víctor Revaliente, a éste mejor echarle de comer aparte, no tuvo su mejor debut la primera vez que la hizo hace 2 años con una serie de contratiempos y en esta ocasión iba la cosa a peor, pese a traer ya unas bajas expectativas de casa.

Madrugón del 15 y para Córdoba a recoger los dorsales, cambiarnos, tomarnos unos copazos, soltar lastre y prepararnos para un duro día de Trail en el que la temperatura y el tiempo iba a respetar, por lo menos al principio.

Salida a las 8:00 de la carrera de 50km donde Rafa y Antonio salen tranquilamente desde la mitad del grupo, a las 9:00 se dio la salida de 25 km, salida neutralizada siguiendo a un carro de caballo durante unos 500 metros.



¿Que decir de la carrera? duros desniveles, alguna zona técnica en la que había que tener cuidado con no resbalar y una belleza sin igual. La ruta corta había engordado la distancia hasta los 25 kilómetros (antes estaba sobre los 21-22) sin meterle mas desnivel. A la larga se tuvo que suprimir una de las zonas mas duras por motivos ecológicos.

Buena señalización en la ruta de 25 aunque si que vimos alguna confusión, quizás porque una de las señales estaba caída. En la de 50 nuestro compañero Narganez se perdió teniendo que volver sobre sus propios pasos y acabando la prueba con 3 kilómetros de más.



Respecto a los avituallamientos, hubiera estado interesante que todos tuvieran comida. Respecto a la forma de proporcionar el agua (eligieron en vaso)... pues cada uno tendrá su preferencia:

"En este tipo de carreras en la que mucho llevamos mochila, igual el haber puesto botellines de agua hubiera sido lo mejor, por lo menos en mi caso, pues los cojo, los cargo en la mochila y salgo a correr, no que cuando quise rellenar el bidón, tiré de grifo (estaba en un deposito-garrafa) el cual era lento" -Victor

Las bebidas se ofrecían en vasos, había agua, Cocacola e isotónico. En los avituallamientos con comida, había naranjas (que estaban de muerte), avellanas, pasas...

En la carrera de 25 km, Miguel Suescun se marcó un carrerón pese a esa rodilla, quedando en el puesto 69, 14 de su categoría, con un tiempo de 2:26:01

Víctor finalizó el 214 con un tiempo de 2:55:48, 143 de su categoría.
En la prueba de 25 km hubo un total de 518 finishers

Rafa volvió a dejar el pabellón bien alto. Pese a no estar al 100% se marcó un 24 puesto de la general y un top 10 en su categoría con un tiempo de 5:40:49 . Lastima que unos problemas de calambres y la perdida en el recorrido lastraran el tiempo de Narganez que se marcó un 81º de la general y un 19º de su categoría en 6:51:25,

En la ruta larga hubo un total de 129 finishers.

Hasta aquí todo bien, ahora viene la crítica constructiva para la organización. Hemos notados que cada vez la prueba se está haciendo mas comercial, y cuando hablamos de comercial, nos referimos a cobrar mas y gastar menos. No sabemos si tendrán que pagar por las instalaciones del club hípico, permisos varios o por las duchas masculinas a varios kilómetros y sin señalizar. Lo que el corredor si percibe es que paga por encima de la media de una carrera y que a cambio recibe una camiseta ( diseño bonito, pero eso si, unisex por no decir masculina) y una bolsa que da vergüenza sacar a la calle. Entre nosotros recordamos que la bolsa, años atras, era bastante mas suculenta. 
La comida puede gustar mas o menos, pero a una persona que se ha tragado 1000 o 2000 metros de desnivel positivo, con una tapa no tiene suficiente, porque la cantidad era escasa. Y como no te gustara lo que había, ahí tenias la barra con sus bocadillos a 3,5 euros ( tal como le dijeron a una corredora ).


Son detalles que todos hubieran pasado de largo si la prueba costase la mitad, y no hemos sido los únicos que nos hemos percatado, solo hay que echar un vistazo en twitter, donde la organización se defiende desafortunadamente en vez de escuchar, porque es una prueba que nos gusta y queremos seguir haciéndola.









No hay comentarios:

Publicar un comentario